domingo, 3 de agosto de 2008

Balanza para un posible Ministerio de Cultura.

He escogido 6 artículos periodísticos donde se comenta acerca del ilusionista -por el momento- y creo con intenciones populistas la idea del presidente Alan García sobre la creación de un Ministerio de Cultura en su discurso de Fiestas Patrias (28 de Julio).
Y digo "balanza" ya que junto a las opiniones vertidas sobre tal planteamiento del ministerio, salió a la luz una noticia sobre un supuesto "amiguísmo" en la labor de la directora del Instituto Nacional de Cultura: Cecilia Bákula, donde dicha noticia hace contrapeso a una posible desventaja tradicional en cuanto a la burocracia en nuestro país al lado de, una noticia que propicia el desarrollo cultural y educativo para el Perú.

¿Qué lado de la balanza ganará si se llega a concretarse una institución más del gobierno, sobretodo en torno al campo cultural del país?

Empecemos por partes. Aquí las noticias donde se ve este "anuncio" de una forma positiva y alentadora.

  • El mismo 28 de julio la agencia ANDINA publica las opiniones del cineasta Armando Robles Godoy. Una idea importante que él dice tiene que ver en cuanto a ese ministerio de cultura como un foco de diversidad e imparcialidad, tal como dice el artículo : "...recomendó que la proyectada institución no reduzca la cultura a alguna de sus manifestaciones. En especial, pidió no confundir como sinónimo a la cultura con el arte o el patrimonio histórico, que son sólo dos aspectos de ella."

    Aquí el link al artículo.
  • El 29 de julio en La República, se cita textualmente las palabras del Presidente Alan García: "Le propongo al Congreso iniciar el debate para la creación del Ministerio de Cultura que reivindique el pasado del Perú porque esta es la madre patria de Sudamérica, pues de aquí nacieron los otros países". Dudoso cuestionamiento de una falta de reivindicación de la historia del país, más no como un ente de desarrollo de la sociedad como cultura.

    En el mismo artículo se menciona la lamentable y obvia opinión del presidente de la CONFIEP: Jaime Cáceres Sayán, declarando la incomodidad de priorizar -y eso que no está confirmado- por parte del "empresariado" a dicho ministerio y por qué no considerando mejor la creación del Ministerio de Turismo, cosa que beneficiaría a "diversos sectores del país", por ejemplo, la empresa privada o eso no es la CONFIEP?
    Escuchar audio aquí.

    REACCIONES.-
    De Luis Guillermo Lumbreras (arqueólogo).- Es un viejo debate y sí se realiza, que sea descentralizado.
    De Manuelcha Prado (trovador andino).- Que no sea un "saludo a la bandera" y "reconocer el gran peso de la cultura andina en nuestro país, y debe tomar muy en cuenta la cultura viva y no solo lo museográfico, como lo hace el INC ".
    De Carlos Gassols (actor).- "crear, parece peyorativo decirlo, una pensión de gracia para quienes aportan a la cultura"; drama por lo que pasan muchos artistas o actores veteranos del país.

    Aquí el link del artículo.

  • También el 29, Walter Alva (arqueólogo) advierte una posible falla a tomar en cuenta, de que un Ministerio de Cultura no debe significar solo un cambio de nombre del INC. Sino "un cambio total en los conceptos y en el manejo de los temas culturales".
    Escuchar audio aquí.
  • Recientemente, ayer 3 de agosto, en ANDINA, la ex congresista del partido del gobierno Elvira de la Puente, quien ya antes había presentado un proyecto similar (la Universidad de las Artes si bien lo recuerdo) opina que se deberían de hacer una tripartición en tal Ministerio de Cultura donde habrían tres viceministros, uno de patrimonio cultural; el segundo de fomento de las artes y letras y el tercero, dedicado a las ciencias y tecnologías.
    Otra opinión que cito de ella, y que da pie al "otro peso" de esta balanza es cuando dice: "Quien esté a cargo debe ser una persona de enorme capacidad, una persona honesta que tenga un dominio sobre lo que es la administración publica".

    Aquí el link del artículo.
EL OTRO LADO DE LA BALANZA

Aquí dos artículos que forman otro desequilibrio tan natural en el desempeño político y burocrático en el país. La protagonista solamente es la señora Cecilia Bákula. Explicar en donde un artículo ella valora la idea del Ministerio de Cultura y en el otro, donde un periodista denuncia un supuesto -y comprobado- tráfico de influencias o de autoridad por parte de la misma a su amigos con los que comparten las mismas afinidades religiosas.

  • El 31 de julio aparece Bákula, en el diario oficial El Peruano, saludando tal propuesta y aduciendo que es “un avance extraordinario, porque no se trata de generar una nueva burocracia, sino de que tenga por fin un lugar en la decisión política”.

    Aquí el link del artículo.
  • Pero antes, el 27 de julio, en La República, el periodista Enrique Patriau publica en el suplemento DOMINGO el descubrimiento de que algunos nuevos funcionarios, que empezaron a trabajar en la reciente administración de Cecilia Bákula, serían compañeros de la misma organización religiosa donde la señora Bákula acude. Esta se llama Avanzada Católica, brazo laico de Pro Eclessia Sancta, organización fundada en el Perú por el padre español Pablo Menor.

    Se supone y por confesión de la misma, serían 5 los nuevos funcionarios y que serían también miembros de Avanzada Católica.

    Sea lo que fuere, es un punto en contra, y muy pesado, este tipo de denuncias, en donde la predilección por profesionales en base a la amistad o afinidad hacia la autoridad de tal institución prima por sobre la calidad profesional de estos.
    Es un punto débil dentro de las burocracias del país y que son partes contaminadas que poco a poco se esparcen infectando todo el lugar.

    Aquí el link del artículo.

Ojalá al planificarse esta mención del Ministerio de Cultura, no se choque con este tipo de denuncias. Un poco infantil este discurso del "ojalá que no pase", pero muy mayor al momento de la institucionalización de un centro en donde la cultura, expresión total del ser humano, es dañada por un defecto corrupto y sesgado de toda madurez profesional.