lunes, 14 de julio de 2008

Acerca de El debate en torno al museo o La pelea por el museo.

Envié por correo una opinión personal dentro de este debate casi de a dos que se propuso Miguel López del blog Arte Nuevo. Tengase en cuenta que este debate se está dando por medio del intercambio y con la opción `Responder a todos´ en el correo electrónico de Miguel y de Jose Carlos Mariátegui más los aportes de Guillermo Valdizán y Emilio Santisteban sumados a los 50 contactos o mails -en promedio- que solamente son testigos y me incluyo.
Pero aquí reproduzco mi opinión vertida hace unas horas acerca de este debate, en lo cual me preocupo que todo esto quede para una historia anecdótica y no almacenado en un foro abierto, en donde no se tenga que molestarse en responder solamente a los incluidos en un mail. Ojo que no estoy en contra de este proceder en abrir un tema de discusión, solamente es mi incomodidad, como le dije a Miguel respondiendole personalmente, que debería abrirse un espacio virtual -creo que es la única manera- en donde fluyan las ideas sobre este tipo de ejes temáticos y que en un blog se presenta el problema de que cada noticia nueva, al aparecer, pisotea a la anterior.

Las opiniones vertidas las pueden leer aquí.

Aquí mi breve opinión sobre El debate en torno al museo.


********************
Hola. Bueno creo que este debate, particularmente de cuatro personas, dos que propugnan un tema amplio a discutir y dos más que aportaron una excelente visión mucho más práctica y tangible.
Escribo este comentario, solamente para pedirle a Miguel que no deje que estas conversaciones, que relativamente son públicas para los que figuran en el grupo de mails y para otros ("pocos", en relación a la comunidad que lee blogs sobre arte) que leen el blog, se disipen para la historia anecdótica que solemos crear cuando no le damos punche a una distribución mayor de nuestros actos. Yendo al grano, no se debería dejar pasar este tema por alto, como te propuso Eliana, Miguel, hay que crear un foro para este tipo de debates, si necesitas ayuda, aquí estamos para colaborar con tal de crear un espacio que en realidad es un punto en común de búsqueda en casi todos nosotros: un lugar abierto, descentralizado y distribuido de un actitud crítica, de opninión y debate, sobre las políticas culturales -en las artes- en relación a una identificación con la comunidad, ya sea oficial, institucional y porque no, personal, me explico?

El problema que encuentro, para mí, ya está dividido en dos grupos, el del intercambio de ideas y planes que debería tener una institución y su organización, ej. el museo X, de acuerdo a la interacción intelectual con la gente; y el otro grupo de "manos a la obra", y que no quede solo en palabras dentro de un círculo de conocidos y de buscar una renovación de formas para dialogar con la población (que me perdonen Emilio Santisteban y Guillermo Valdizán si los enfrasco con esta simple idea).
Dentro de las primeras ideas vertidas por Miguel y Jose Carlos Mariátegui, creo que en las voluntades y deberes de los museos, específicamente, la promoción del papel crítico en los vistantes, público -o consumidores?? por qué esa reducción hacia la gente, no lo tomo como generalidad-, etc, es un punto primordial en su función como espacio público cultural, así que no lo veo justificable, ni por falta de dinero, que en el MALI (hay que hablar claro, nada más) ni en una institución de ese caracter, no se pueda desligar de tal deber. Por el hecho de que se realice una parte de manera excelente -coleccionismo y conservación-, es una falla que no vea el lado -igual de importante- humano. El del público o la gente, como herramienta básica para las demás responsabilidades de una institución.Esa falla la está tomando ahora el MAC, pero la está tomando muy tarde, es así que se les está siendo difícil -y lamentablemente se vé en los medios- simbolizar la labor de identificación del museo con la gente. Ahí falta mucho por hacer y concuerdo con las palabras de Jose Carlos.

Pero también estoy de acuerdo con él, de que si no se encuentra un espacio dentro de la "oficialidad" para discernir, conversar y debatir sobre ciertos temas políticos-culturales, entonces se tenga que crear uno por nostros mismos. Y no es pecado verlo de una manera independiente o "contracorrientística", sino es una forma de representar las carencias que encontramos al buscarlas dentro del marco humano de esos "grandes lugares". Yo concuerdo de que si se crea este espacio virtual -que es la manera más viable de actualizar una discusión- se llegaría a OFICIALIZAR la NECESIDAD de un foco crítico en todos los museos, centros culturales, ministerio (de Educación mínimo), etc.

Es muy real el asunto que trata Valdizán en cuanto a la voluntad dentro de estas pláticas, si se quiere dispersar y romper el círculo crítico, tenemos que cambiar muchos formatos dialécticos en los que trabajamos. La orientación de nuestros discursos muchas veces están en direcciones particulares y como él lo menciona, usando términos protagónicos como "lo colectivo" pero que a la vez se nos hace lejano y casi ajeno por esa abstracción del lenguaje, y que no propicia una apertura hacia el público que buscamos (bueno esa es una opnión particular y que la promuevo cuando escribo mis reseñas sobre algunas exposiciones de interés).

Por lo tanto repito el propósito de esta carta que escribo, que se rompa ese cotidiano intercambio de ideas que son muy valiosas pero que se circunscriben este este círculo "culturoso" y que se exteriorice y manifieste hacia el público, y ¿cómo?, creando un foro definitivo.

Saludos.

Felipe Mayuri Poma

*************************