jueves, 10 de mayo de 2007

El cumple 100 de Kate Hepburn.


Copiado y pegado desde Peru21. (y estos lo hicieron de la agencia DPA...plop)

Hace cien años nació Katharine Hepburn, la "zarina" de Hollywood
Las reglas del juego en Hollywood nunca le gustaron. Katharine Hepburn tenía sus propias ideas. Detestaba los vestidos, prefería no maquillarse y renunciaba a todos tipo de publicidad. Sin embargo, fue una de las más grandes estrellas de la fábrica de sueños.


Este sábado 12 de mayo se cumplen cien años del nacimiento de la actriz, fallecida en 2003 a los 96 años. "Me alegro de morirme", dijo en una ocasión. "Cuando uno está muerto, no tiene que dar más entrevistas".


Con su humor seco, su impresionante seguridad en sí misma y su encanto irresistible, Katharine Hepburn entusiasmó a generaciones de espectadores.


En su carrera de casi 60 años ganó cuatro premios Oscar, tanto como ninguna otra actriz antes o después de ella.


Entre sus actuaciones más famosas figura su papel en "La reina de África" (1951), en la que encarnó a una misionera virgen y caprichosa, que retira progresivamente las provisiones de whisky al alcohólico capitán Humphrey Bogart.


No importa si en dramas con personajes complejos o en comedias ligeras, la Hepburn interpretó sobre todo a mujeres fuertes, seguras e inteligentes, o sea, siempre hizo un poco de sí misma.
Creció en una familia de médicos en Hartford, en el estado norteamericano de Connecticut y ya traía capacidad de resistencia desde casa. Sobre todo la marcó su madre, una jurista, que en Nueva Inglaterra era conocida como comprometida defensora de los derechos de las mujeres.
"Sólo si una mujer se decide a no tener hijos puede vivir como un hombre", dijo Hepburn más adelante. "Eso es lo que hice".


En 1928 inició en el teatro en Baltimore una carrera meteórica. Pronto pasó a Broadway y ya en 1932 su fama había llegado a Hollywood.


"Doble sacrificio", de George Cukor, fue su primera película. Con Cukor rodaría luego otras seis películas exitosas. Ya por su tercer film, "Gloria de un día" (1933), recibió su primer Oscar a mejor actriz principal.


Pero también atravesó épocas duras. Tuvo que esperar más de treinta años para recibir su segundo Oscar por la historia sobre el racismo, "Adivina quién viene esta noche". El tercero lo obtuvo por "El león en invierno" (1968) y el cuarto, finalmente, por "En el estanque dorado" (1981).


Cuando a mediados de los años 30 varias películas -entre ellas, "Bringing Up Baby" ("La fiera de mi niña"/1938), hoy considerada de culto- fracasan en taquilla y la bella actriz de la lengua afilada es declarada "veneno para la taquilla", recurrió a la autoayuda.


Adquirió los derchos cinematográficos del exitoso musical "Historias de Filadelfia" y logró volver a la cima con Cary Grant y James Stewart como compañeros de elenco.
El dramaturgo Tennessee Williams dijo en una ocasión admirado: "Katharine Hepburn hace sonar un diálogo mejor de lo que es".


Y entonces llegó una película que le cambió la vida. En "La mujer del año" (1942), actuó por primera vez junto a Spencer Tracy, y siguió siendo su pareja en otras ocho películas y durante 27 años en la vida real.


La mujer que hasta entonces sólo había estado brevemente casada con un amor de juventud y había tenido algunas relaciones sin importancia, se decidió por el amor difícil. Tracy era alcohólico y al menos tan testarudo como ella. Como católico creyente, no quiso separarse de su esposa.


"No tengo la menor idea de qué es lo que Spencer sentía por mí", comentó Hepburn en su biografía publicada en 1991. "No hablaba sobre ello y yo no hablaba sobre ello. Simplemente pasamos 27 años juntos. Para mí, fue la felicidad absoluta. Dicen que eso es amor".
El 10 de junio de 1967, Tracy se desvaneció en su cocina a causa de un paro cardíaco. Por respeto a su esposa, Hepburn no quiso participar en su sepelio.


En los años siguientes, Hepburn volvió a concentrarse otra vez en el teatro. Se movía entre los estudios cinematográficos en la costa oeste y los escenarios en la costa este. También tuvo éxito con algunos telefilms.


En 1994, Warren Beatty la convenció para un papel secundario en su película "Love Affair", pero luego no se supo mucho de la anciana "zarina", como la llamaban desde su primer papel "The Czarina".


Un problema en la vista y una artitris la mantuvieron ausente. El 29 de junio de 2003, murió en su casa Old Saybrook a causa de su avanzada edad. En Broaway, se apagaron todas las luces durante un minuto.


"La vida a veces puede ser bastante trágica. Y yo recibí mi parte", escribió. "Pero en última instancia nunca hay que olvidarse de reír".


Fuente: dpa (replop!)