domingo, 18 de enero de 2009

Expresiones ante el conflicto entre Israel y Palestina

Es inevitable ser indiferente ante los sucesos bélicos entre Israel y Palestina, sucesos trágicos y que automáticamente han hecho que en muchas partes del mundo, grupos de personas se unan en contra de una circunstancia más ante la aparición de una guerra. Aunque en este caso me he dado cuenta que el hartazgo humano ante problemas territoriales que dependen de poderes políticos y económicos ha calado fuertemente en la sociedad peruana. Ultimamente se están llevando a cabo movilizaciones, protestas y vigilias frente a la embajada de Israel, situada en la Plaza Washington a la altura de la cuadra 5 de la Avenida Arequipa, la próxima movilización será este miércoles 21 desde las 5:00pm en la Plaza Dos de Mayo hasta la Embajada de Israel.

Escribo esto debido a que en Chile también grupos de personas están realizando los mismos actos de protesta y hoy en el diario La República publican una nota sobre el artista chileno Francisco Tapia conocido como "Papas fritas" el cual desarrolló una performance encerrando a un "prisionero" dentro de un pequeño espacio carente de luz y ventilación, aludiendo a los tipos de torturas que cometían los nazis contra sus prisioneros judíos.
De paso les dejo el link en donde Miguel López del blog arte nuevo bajo el título Exigimos respeto por el pueblo palestino opina acerca de esta situación.

Aquí la nota

Simulan una tortura ante la embajada israelí en Chile por los ataques a Gaza
El artista chileno Francisco Tapia, encerró ante la embajada de Israel en Santiago a un hombre vestido como palestino para simular un acto de tortura, en protesta por la ofensiva en la franja de Gaza.

Este método de tortura, que según Tapia fue utilizado por las fuerzas del régimen nazi en la Segunda Guerra Mundial y pretende encerrar al individuo en un espacio mínimo, sin luz, ni ventilación, para lograr una muerte lenta, fue presentado como una alegoría al bloqueo israelí a Gaza.

El prisionero, tras ser liberado después de diez minutos de encierro, leyó unas oraciones, encendió dos velas, se vertió por encima un líquido que simulaba ser sangre y se secó con una bandera israelí en la que había una esvástica nazi estampada.

"Hemos llegado a los 1.100 muertos y las noticias empiezan a afectar cuando uno piensa que podría tratarse de su papá. Es una gran pérdida humana", explicó el artista, quien asegura que decidió preparar esta representación para concienciar a la población.

La acción se produjo frente la fachada de la embajada israelí, protegida con fuertes medidas de seguridad, y reunió a casi cien personas, algunas de ellas con banderas palestinas.

El artista aseguró que su intención es reivindicar "la paz para el territorio palestino", y lamentó que "Chile hace tiempo que se lava las manos de todo lo que puede" y ha mantenido frente a este conflicto una "posición nula".

"Papas Fritas" es conocido por sus acciones artísticas polémicas, como la de tatuarse el logotipo del Gobierno en la espalda y ofrecerse para que le dieran latigazos sobre él, como protesta por las políticas culturales vigentes.
(EFE - Santiago de Chile)