lunes, 8 de diciembre de 2008

Luis Alberto Espinoza: “Busco la diversidad, la mixtura” //// Lu.Cu.Ma.: PURO INSTINTO EN IQUITOS

En el mes de Octubre del presente año se llevó a cabo la premiación del concurso de pintura Arte en Libertad bajo la organización del grupo MAPFRE y siendo premiado como primer puesto el artista Luis Alberto Espinoza, egresado de la Escuela de Bellas Artes en la especialidad de pintura, así también fue alumno de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y de los talleres de arte del MALI.
Aquí copio y pego la entrevista que le hiciera M. Isabel Guerra para su blog Palabras Van y Vienen (II).

Texto y retratos: M. Isabel Guerra.


Empezó a pintar desde sus quince años, como aficionado, y desde entonces Beto, como lo conocen su familia y amigos, no ha parado. Inició su formación en los talleres del Museo de Arte y la continuó en la Escuela de Bellas Artes y la Universidad de San Marcos; y ahora acaba de ganar la última edición del concurso de pintura “Arte en Libertad” de MAPFRE. Luis Espinoza es un joven artista que prefiere el tradicional óleo por considerarlo “un material más noble”; cree en el trabajo duro y en la reflexión solitaria, pero no por eso deja de salir a la calle y mirar atentamente su alrededor en busca de temas para su trabajo artístico, orientado en estos momentos a lo popular y urbano.

Háblame de la obra ganadora
Lleva por título “Diálogos Internos” y tiene que ver con la diversidad cultural que se manifiesta dirante una procesión. Las personas están aglomeradas, y no están dialogando entre ellas, pero su expresión (de sus rostros) denota que están pensando en algo, sosteniendo una especie de diálogo consigo mismos, un diálogo interior. El tema principal es la relación entre estas personas, que sostienen un diálogo interno. Particularmente me interesa mucho el tema de las identidades, y en esa línea vengo trabajando.

Mencionaste que te interesa investigar en el tema de las identidades, y eso me hace pensar en lo que ha sucedido recientemente con el trabajo de Cristina Planas, que explora también las identidades pero a través de la religiosidad popular…
Mi interés por los temas de cultura e identidades me lleva a buscar la diversidad; busco la mixtura, y mi propuesta va hacia el proceso del reconocimiento del Otro, de las personas que por uno u otro lado se sienten quizás marginadas o diferentes.

¿Cómo fue que empezaste a pintar apenas a los 15 años?
Entré a un taller del Museo de Arte, con la maestra Rosa Girón, y además del descubrimiento de las técnicas, también el hecho de estar allí, rodeado de los materiales, del olor de la trementina, el ambiente, todo eso fue una motivación adicional, y me vi de pronto muy involucrado. Me empecé a dedicar cada vez más, hasta que empecé a considerar la idea de dedicarme a esto. Luego ingresé a la Escuela, y ahora utilizo también la fotografía como un medio auxiliar, dado que mi temática es social, urbana. Trabajo mucho con la cámara: salgo a la calle y tomo fotos, y más tarde en mi taller empiezo a verlas y a escoger un tema.

¿Qué es lo que te llama la atención para fotografiar?
Fotografío en forma espontánea, atento a que aparezca alguna escena que me atraiga captar o que se relacione con alguno de los temas que me interesan. Y me ha pasado muchas veces que la idea de un cuadro salga de alguna de las fotografías que he tomado. El mismo cuadro que con el que gané el concurso nació de ese modo.

De todos tus profesores en Bellas Artes, ¿consideras que alguno te haya influenciado o guiado especialmente?
Bueno, creo que el profesor Egoavil, cuando estaba en tercer año y rotaba por todos los talleres; él no seguía la línea tradicional sino que nos dejaba mucha libertad para expresarnos. Igualmente en el cuarto año con Armando Williams, también nos daba mucha libertad creativa.

Ha sido difícil trabajar después de egresar de Bellas Artes?
Ha sido y es muy difícil, en el sentido de las oportunidades. Antes del concurso tenía otra visión, pero ahora Mapfre me ha brindado una gran oportunidad para empezar mi carrera profesional. El premio, y la exposición individual que incluye, que se viene, son un gran paso inicial para realizarme profesionalmente.

Obviamente que todo concursante espera ganar, pero dime, ¿hasta qué punto tú realmente creías que tenías posibilidades?
(sonríe) Estaba feliz ya con haber sido finalista. Salir entre los seis finalistas fue una gran sorpresa; y cuando dijeron el segundo puesto, ¡salté de alegría! (se ríe). Lo anecdótico fue que la gente me conoce mayormente como Beto, no como Luis, y cuando leyeron el nombre del ganador como “Luis Espinoza” mis amigos en un principio no supieron cómo reaccionar… hasta que me vieron y se dieron cuenta que se trataba de mí.

Supongo que tus compañeros y maestros deben haberse sentido muy contentos.
Supongo que tus compañeros y maestros deben haberse sentido muy contentos.Me parece que la mayoría lo siente como un estímulo, como un espaldarazo para los egresados de Bellas Artes, como una demostración de que sí se pueden lograr ciertas metas, trabajando mucho, claro. Pero además el nivel de la Escuela me parece que ha mejorado en los últimos años, y el hecho de que sus egresados ganen premios me parece que debe ser un estímulo para los estudiantes.

**********************************************************
**********************************************************
**********************************************************

LU.CU.MA.: PURO INSTINTO EN IQUITOS



Así se titula el último post de la bitácora del MICROMUSEO al cual se refieren sobre la inauguración de una nueva y primera galería de arte en Iquitos llamada Puro Instinto -este sí es un acertado nombre- en donde se expondrán los trabajos del artista Luis Cueva Manchego - Lu.Cu.Ma y que a la vez promueve como dice el mismo artículo "por una plástica no sólo local sino además compleja e incluso conflictiva, contribuyendo a la mayor densidad del intercurso cultural peruano."

Cuentan sobre Lu.Cu.Ma. lo siguiente: "Lu.Cu.Ma. se perfila como nuestra figura artística más extrema, al emerger de una prolongada existencia delincuencial y presidiaria para intentar redimirse desde la profesión pictórica y la obsesión religiosa. En su oficio de pintor ambulante se intercalan los letreros por encargo con alegorías excéntricas, imágenes místicas, visiones apocalípticas o narrativas autobiográficas de rara intensidad. Representaciones todas de difícil incorporación a las convenciones icónicas habituales en nuestro medio artístico.
Fue otro artífice amazónico –Christian Bendayán– quien reivindicó en términos plásticos esa aparente excentricidad al incluir el retrato y las pinturas de Lu.Cu.Ma. en sus propios cuadros. Y le correspondió a MICROMUSEO incorporar esa diferencia a la reflexión histórica y crítica al exhibir en 2002 por primera vez las obras de Lu.Cu.Ma en un contexto artístico, para un año después dedicarle una exposición antológica: Del puñal al pincel. Además en marzo de 2007 le otorgamos a sus cuadros un lugar culminante en el envío especial que nos fue solicitado por la Bienal de Valencia.
También Bendayán, por cierto, ha considerado a Lu.Cu.Ma. dentro de sus propias curadurías de arte amazónico, contribuyendo así a un reconocimiento que esperamos pueda ahora consolidarse en otros términos gracias a iniciativas como las de la nueva galería de Iquitos. Con ese ánimo, reproduzco a continuación el texto crítico redactado para la ocasión por el gestor de Puro Instinto."
Pego un párrafo a gusto particular del texto curatorial de la muestra escrito por Heinrich Helberg Chávez.-

"No se trata sólo de afirmar al arte popular frente al erudito, no sólo quiere delatar a ese “buen gusto” elitario como un gusto de clase social impuesto al resto de la sociedad, en Lu.Cu.Ma. lo popular nunca es cursi, sensiblero ni grotesco, porque Lu.Cu.Ma. le da a la fantasía popular la dignidad del mito. Pero además, y este es su aporte más importante, ofrece nuevos valores reconocibles en su obra: “lo genuino”, “la sinceridad”, “la verdad hasta el desgarro”, “diversidad de perspectivas”, “el exponerse a sí mismo”, “la intensidad” y “la ruptura con los convencionalismos sociales”. Criterios, todos estos, distintos a los criterios del gran arte occidental como la armonía, el equilibrio, la densidad, la expresión, lo sublime y la búsqueda de la belleza. No: esto se parece más al “Yo no pinto al mundo como lo veo, sino como lo pienso” de Picasso: pero donde Lu.Cu.Ma., al contrario de Picasso, enfatiza los contenidos, para que hablen por sí mismos, con el mínimo de soporte formal, en lugar de sistematizar las formas cómo lo hizo Picasso en el cubismo y gran parte del arte moderno tras él."