sábado, 14 de julio de 2007

¡NO ES CENSURA!, ¡ES POLÍTICA DE ESTADO! de Alfredo Márquez

Holas gente, porfin puedo volver ya que mi compu estuvo hasta el "huevo", me salió 160 cocos repararla, ta mare que se va hacer ps, fuera chupetas hehe.
Les cuento que me pasaron un texto escrito por el artista plástico Alfredo Márquez acerca de la censura hacia la libre expresión de un ciudadano, hecho tangible el caso del artista Piero Quijano censurado hace poco por el gobierno camuflado de INC sobre su exposición en la Casa Jose Carlos Mariátegui.

*¡NO ES CENSURA!, ¡ES POLíTICA DE ESTADO!*
*SOBRE EL VETO AL PENSAMIENTO CRÍTICO Y SU EXPRESIÓN PLÁSTICA, LA CLAUSURA
DEL USO CONCIENTE DEL ESPACIO PÚBLICO, LA CENSURA AL DERECHO DE CONSTRUIR
UNA MEMORIA CRÍTICA Y ACTIVA, LA AUTOCENSURA Y LA CLAUDICACIÓN DE CONOCER Y
RECONOCER LA VERDAD.*


La Libertad de Expresión asociada a la Libertad de Información, por
definición, han estado mas entendidas como privilegio de la Empresa privada
de ejercer "su libertad" como productora de contenidos informativos de
distribución masiva (prensa escrita, radial y televisiva), que al derecho de
expresión individual o colectivo del *pensamiento crítico* en sus diversas
vertientes creativas y de generación de *discurso autónomo* en el Perú.


La *corte informativa* (todos contra algo) de los medios masivos de
comunicación se hace monocroma (por su discurso uniforme), cuando los
intereses económicos o políticos que los sostienen se ven peligrar, aunque
eso sea solo un espejismo creado por ellos mismos, como en el caso de la
candidatura del proyecto de Ollanta Humala, las movilizaciones de los
campesinos cocaleros o el desalojo de los comerciantes del mercado de Santa
Anita.


Las políticas de Estado en nuestro sistema de administración del poder,
imponen por la fuerza el presidencialismo-caudillista como fórmula de
administración de los recursos y de centralización de los poderes del
Estado. "Kenya Fujimori, (a) Salvador del Perú" ahora globalizado
extraditable político evasor de la justicia por sus crímenes de lesa
humanidad y el saqueo de la economía nacional, "Alan García Pérez, (a) El
Estado Soy Yo" reo contumaz que esperó la prescripción de sus delitos
económicos para retornar de su cómodo auto-exilio y que no deja de dar un
paso en su manejo de la administración del Estado, en su puesto de
Presidente del Perú, sin cubrirse las espaldas él y sus cómplices por sus
crímenes que los tipifican como violadores de derechos humanos*.*


En este marco de referencia se produce la autocensura por la dirección del
INC (Instituto Nacional de Cultura), negada por ellos mismos, de la
exposición antológica *"Dibujos en Prensa 1990-2007" *del brillante cronista
gráfico de la realidad contemporánea que es el artista Piero Quijano.
Muestra abierta* *en un espacio público que se encuentra bajo la gestión del
INC, y que es nada menos que la "Casa Museo José Carlos Mariátegui", este
último reconocido intelectual y político no solo como fundador del proyecto
socialista en el Perú sino también como uno de los más importantes
pensadores de la América Latina del siglo XX e impulsor decidido del
*pensamiento
*y la* acción crítica* en el medio intelectual y artístico de su época y
por extensión de la nuestra.


Esta auto-censura asumida como modelo por el propio Presidente Alan García (
*"… No se puede permitir que en un lugar público se insulte a las Fuerzas
Armadas del Perú y yo, personalmente, tampoco lo permitiría"*) no es un
hecho aislado, es la *consumación visible* de una *Política de
Estado*impuesta por los actuales agentes del poder, tanto civiles como
militares,
que son los mismos que tienen responsabilidad política y penal por el saqueo
y la masacre de los sectores mayoritarios de la población que sufrieron la
guerra interna como *carne de cañón *y a los cuales se pretende reivindicar,
desde el Estado, entregando en ceremonia a plaza pública unos grotescos
cheques de formato superlativo (King Size), como si el reconocimiento de las
reparaciones colectivas a las poblaciones afectadas por el conflicto
interno, a las que los administradores coyunturales del Estado -*les deben
todo su respeto-*, fuera una lotería premiando la indignidad de la población
con una imagen cínica para la foto. ¿Quién insulta a quién? Entonces, poner
música pachanguera de fondo*, La Vida es un Carnaval* con globos rojos y
blancos. ¿Quién hace caricatura política espontánea?


La caricatura política es justo esa que retrata una realidad que muchas
veces, *es insoportable *por su violencia y cinismo, estas imágenes (como
las que construye Piero Quijano) con su ironía nos provocan una sonrisa de
medio lado por la complicidad entre la imagen y nuestro cerebro, donde la
inteligencia del artífice de la imagen y la nuestra entran en contacto. Esta
operación mental es imposible de pedírsela a los factótums del poder y de la
violencia legitimada por sus fajines bicolores, sus títulos coyunturales o
sus charreteras plagadas de íconos que señalan su posición en el aparato
represivo y del Estado. La solemnidad y la hipocresía es su territorio, del
que la inteligencia y el pensamiento crítico se encuentran desterrados.


Las intervenciones públicas del Presidente *García*, haciendo eco de su
propio proyecto autoritario, del Primer Ministro *del Castillo*, que -*no
tiene tiempo para nimiedades,…un caricaturista…, pero sí para cosas de fondo
* y esta ¡sí que es una cosa de fondo!, del Ministro de Defensa
*Wagner*defensor de la buena imagen de las FFAA y despreocupado de los
grabes cargos
contra miembros de las mismas FFAA por delitos de lesa humanidad, delitos
que no prescriben ni en el tiempo ni en la memoria de las víctimas ni de sus
familiares. Y la anuencia sibilina de la revista *Caretas* que ningunea en
un solo artículo a los firmantes de un comunicado que se solidariza con los
censurados gestores de la muestra Dibujos en Prensa: Piero Quijano (artista
expositor) y Armando Williams (curador de la muestra y funcionario directivo
del propio INC) y del Director de la Biblioteca Nacional Dr. Hugo
*Neira*que habla de que no hay censura aunque
si un "no aquí" al que el Estado tiene derecho. De todo lo sostenido por
estos expositores se entiende entonces que aquí no hay censura, porque Piero
Quijano o sus obras no han sido secuestrados o desaparecidos, solo -*el
Estado ha hecho uso legítimo de su derecho de no darle espacio a los
atarantadores*. Valiente categoría ¿Quién ataranta a quién Sr. Neira?


La reaparición de la Dra. Cecilia Bakula (directora del INC) y que nunca
dijo con respecto a este caso -*esta boca es mía*- en el espacio de gestión
pública, acompañando a su jefe inmediato el ministro de educación Sr. Chang
y al presidente de la república Sr. García no podría ser mas ejemplificador
del papel del INC en esta coyuntura de gobierno: corifeos necrofílicos,
apoyados sobre los féretros que contienen los restos calcinados de los
músicos del grupo de música popular Néctar. ¿Es condecorar féretros de los
representantes de una propuesta cultural con la cual no tienen ninguna
relación y a la cual miden según el "rédito social (rating en términos
televisivos) que les pueda dar, lo que habla del proyecto cultural que
dirige el Instituto Nacional de Cultura, el Ministerio de educación y el
propio Presidente de la República?. Sí, esa es la apuesta. Aprendiendo la
lección que el consumo descerebrado y oportunista hace la televisión
nacional de procesos y vidas que también le son ajenas y a los que ahora han
convertido en cultura necrofílica del espectáculo. ¡Que pase Chacalón!
¡Aplausos!


Si a los profesores organizados, o no, en su lucha por el respeto a sus
derechos ganados se les sataniza, así como a los mineros, a los trabajadores
sindicalizados o agremiados, a la población movilizada en reivindicaciones
regionales y a todos se les ningunea , aporrea, "rochabusea", asfixia con
bombas lacrimógenas y vomitivas, y se apela a la eterna monserga del enemigo
foráneo que atraviesa las fronteras físicas y mentales (hoy Proyecto
Bolivariano), o al enemigo interno (radicalismo izquierdizante o aun peor
terrorismo de última generación), comprenderemos que movilizar a la
población en torno a la pena de muerte a los violadores (¿alguien dijo
violadores de derechos humanos?), al cuco Chavista, al cuco narcoterrorista
cocalero, o cualquier otro enemigo prefabricado, *no es más de lo mismo*,
sino la destrucción absoluta de la disidencia civil, del pensamiento libre,
del pensamiento crítico, al imperio de la prepotencia y la dictadura, sí *
Dictadura* ya no de los militares con careta civil como en el
*fujimorato*sino el triunfo del proyecto autocrático organizado por
los verdaderos
dueños de la -*bonanza económica*- , sostenido por la impunidad y encabezado
por un personalista delirante y a un núcleo de corifeos de la muerte
enquistados en el espacio del pensamiento desde la gestión pública que los
soportan y legitiman.


Mientras tanto las osamentas de las víctimas de nuestra reciente guerra
interna siguen apareciendo (como en Huancavelica la semana pasada) cada vez
que se demuele un muro o se cava una zanja en los espacios tutelados por el
Estado (serán las *zonas grises* de las que habla el Dr. Neira). Y cada vez
es más claro que no se trata de restos arqueológicos, celebrados mas como
figuritas del álbum de recortes de maquetas escenográficas para producciones
Hollywoodenses que como logros culturales propios, sino justamente en su
gran mayoría de los restos recientes de los descendientes directos e
indirectos de los que construyeron la sociedad que hizo posible proezas
constructivas y organizativas como Machu Picchu.


PD: Yo no voté ni celebré por el espectáculo de su destrucción.
Lima 10 de Julio de 2007
*Alfredo Márquez Espinoza*. Artista plástico y operador cultural.