lunes, 7 de abril de 2008

Arte latino en Europa: Doris Salcedo: canto contra el racismo y "Develaciones-tendencias. Tres artistas peruanos" en Alemania.

Por primera vez en la galería de arte Tate Modern de Londres, específicamente hablando, en su llamada Sala de Turbinas se expone la muestra de la escultora colombiana Doris Salcedo llamada "Shibboleth", palabra hebrea que conjuga la poética y la religión como llaves para el entendimiento de lo triste y denigrante que resulta el racismo en diversas partes del mundo con los latinos, y otros casos globales.

El artículo publicado en la web de la BBC de Londres en español bajo la autoría de Manuel Toledo, nos explica la forma de ver este defecto humano regado en todo el planeta que es el racismo entre nostros. Una grieta sorprendente por su longitud y su silencio reflexivo abre la muestra de esta escultora colombiana que se convierte en la primera artista latinoamericana en exponer en dicha sala fundada desde el año 2000.

Aqui el artículo con su respectiva foto característica de "Shibboleth". De paso agradesco a mi amigo Iván por este estupendo dato.

-----------------------------------------------------------------
-----------------------------------------------------------------

Manuel Toledo
BBC Mundo

Quienes visiten la galería Tate Modern de Londres a partir de este martes y durante los próximos seis meses podrían pensar que hubo un terremoto en la capital británica.
El piso de la llamada Sala de Turbinas de la galería está fracturado, dividido en dos por una grieta de 167 metros de largo.
Se trata de una escultura de la artista colombiana Doris Salcedo, quien en una entrevista exclusiva con BBC Mundo explicó el objetivo de su intervención.
"La obra lo que intenta es marcar la división profunda que existe entre la humanidad y los que no somos considerados exactamente ciudadanos o humanos, marcar que existe una diferencia profunda, literalmente sin fondo, entre estos dos mundos que jamás se tocan, que jamás se encuentran".
"Yo creo que el racismo no es, digamos, un síntoma de un malestar que sufre la sociedad del primer mundo, sino que es la enfermedad misma".
"El odio racista marca la vida, define cómo vivimos las personas en el mundo".

Primera latinoamericana
La Tate Modern fue inaugurada en mayo de 2000 en el edificio de una antigua central eléctrica y su Sala de Turbinas se ha convertido en uno de los espacios más populares para ver lo mejor de la escultura a nivel mundial.
Doris Salcedo es la octava artista -y la primera latinoamericana- en ser invitada a exponer allí.
Le han precedido la franco-estadounidense Louise Bourgeois, el español Juan Muñoz, el indo-británico Anish Kapoor, el danés Olafur Eliasson, el estadounidense Bruce Nauman, la británica Rachel Whiteread y el alemán Carsten Höller.
Sobre la escultora colombiana, el curador de la exposición, Achim Borchardt-Hume, le dijo a BBC Mundo: "Salcedo, en nuestra opinión, está entre los escultores más importantes de la actualidad".
"En los últimos años nos ha sorprendido mucho su gran sensibilidad hacia el espacio arquitectónico, la forma tan convincente en que puede involucrarse con espacios enormes y, al mismo tiempo, su atención a los detalles, el trabajo meticuloso que hace en las superficies y, por supuesto, las preguntas importantísimas que plantea su obra".

"Shibboleth"
La nueva escultura de Doris Salcedo en la Tate Modern se llama "Shibboleth" y el título hace referencia a un pasaje del Antiguo Testamento que cuenta cómo los miembros de una tribu mataban a los de la otra que pronunciaban esa palabra de una forma diferente.
También evoca el poema "Shibboleth" del escritor judío Paul Celan.
"Shibboleth, en hebreo, es una palabra que simplemente significa 'espiga', 'espiga de trigo', pero ha sido un examen de pertenencia o de exclusión en diferentes sociedades", le dijo Salcedo a BBC Mundo.
"En el poema de Paul Celan, él hace referencia al duelo permanente, porque no hay manera, a través del arte, de recuperar las vidas perdidas".
"El arte no tiene la capacidad de redención. El arte es impotente frente a la muerte".
"Sin embargo, tiene una habilidad y es la de traer al campo de lo humano la vida que ha sido desacralizada y darle una cierta continuidad en la vida del espectador".


En la hendidura hay alambres que pueden tomarse como símbolos de las cercas de los campos de concentración, los actuales centros de detención de inmigrantes y las fronteras.


Crítica al arte
La escultura de la artista bogotana también hace un comentario sobre las instituciones artísticas.
"El museo y el arte en particular ha jugado, a través de la historia, un papel muy importante en definir un ideal de belleza, igualmente, un ideal estético", dijo Salcedo.
"Ese ideal está definido de una forma tan estricta, tan restrictiva, que todos los no blancos quedamos por fuera".
"Entonces, Shibboleth es una crítica al arte, a la historia del arte, al museo y, obviamente, a la sociedad en general".
"Si yo, como artista del tercer mundo, estoy invitada a construir una obra en este espacio, les tengo que traer lo que yo soy y la perspectiva de lo que yo soy".
"Yo pienso que el espacio que marca la obra es un espacio negativo, que es el espacio que, en últimas, ocupamos las personas del tercer mundo en el primer mundo".

Huella permanente
El director de la Tate Modern, Vicente Todolí, le dijo a BBC Mundo que desde que invitaron a la artista colombiana sabían que la relación de su obra con el edificio iba a ser "bastante dialéctica, por una parte de seducción y por otra parte de herida".
"También nos interesaba saber cómo podía ver una artista que viene de un mundo muy diferente, como es Latinoamérica, a una institución que representa un poco no sólo a Londres, sino a la cultura modernista centroeuropea, norteamericana, aunque es algo que estamos intentando ensanchar".
"Latinoamérica, que cuenta con una gran tradición artística, es una de nuestras prioridades: tenemos un grupo latinoamericano que nos ayuda a coleccionar arte latinoamericano".
La Tate fue una de las primeras instituciones internacionales en reconocer la importancia de la obra de Doris Salcedo.
En 1999 se presentó allí una muestra de su serie "Unland" y, como le recordó Todolí a BBC Mundo, la galería tiene tres piezas de Doris Salcedo en su colección.
Además, "Shibboleth" dejará una huella permanente en la Tate Modern, no sólo del punto de vista simbólico sino físico porque, cuando se cierre, quedará una cicatriz en el piso de la galería, dijo el director.


*********************************************
*********************************************

Por otro lado, nuestros artistas compatriotas Jorge Cabieses, Pablo Patrucco y Jorge Vigil exponen hasta el 15 de abril en la sala María Reiche de la Embajada de Perú en Berlín. Aquí la noticia publicada el 25 de marzo en El Comercio.



-----------------------------------------------------------------
-----------------------------------------------------------------
ARTISTAS. Galería Enlace

Exposiciones viajan a Chile y Alemania
TRES ARTISTAS PERUANOS PRESENTAN SUS TRABAJOS EN LA SALA MARÍA REICHE DE LA EMBAJADA PERUANA EN BERLÍN LAS OBRAS SE EXHIBIRÁN HASTA EL 15 DE ABRIL

----------------------------------------------------------------

Como una forma de incentivar la promoción de las artes visuales peruanas y latinoamericanas en el ámbito internacional, la galería Enlace Arte Contemporáneo anunció la participación de cuatro de sus artistas exclusivos en importantes muestras en Chile y Alemania.

La Embajada del Perú en la ciudad de Berlín (Alemania) presenta desde el 18 de marzo la exposición "Develaciones-tendencias. Tres artistas peruanos", una importante selección de obras de los reconocidos Jorge Cabieses, Pablo Patrucco y Jorge Vigil.

De ellos y de sus muestras pasadas se ha escrito mucho. Según la crítica Élida Román, "mencionar las calidades de dibujante dotado de Vigil es reiterar lo obvio, pues ante sus obras es este el motivo del primer asombro (...) la riqueza de la línea, abigarrada, omnipresente, seductora y maestra, la que parece marginar cualquier otro elemento a tomar en cuenta. Complicidades, ambigüedades, ironías, huellas y presencias autobiográficas, testimonios que son acertijos, están presentes en todas las obras de su pintura donde el humor ácido no deja de manifestarse".

De Cabieses, Mario Montalbetti ha dicho: "Hay tanto una debilidad como un interés de parte de Cabieses por las líneas inequívocas, los colores sólidos, los tramados de estética popular, la transparencia casi caricaturesca del diseño, la economía de los utensilios domésticos, el encuadre del cómic, los fondos deliberadamente no-informativos, elementos todos ellos que formaron parte central del arsenal retórico del pop de fines de los sesentas y los setentas".

Mientras que la reflexión playera de Pablo Patrucco --según Rodrigo Quijano-- realiza ahora un giro inesperado y abstrae a sus personajes del entorno, los saca del telón de fondo de la realidad pictórica y parodia en el formato alargado, la desértica franja costera en la que se edificó el mito urbano de una largamente extraviada modernidad peruana.

[...]