jueves, 30 de octubre de 2008

Conferencia MUSAC. El museo del presente por Rafael Doctor

Este viernes 31 el director del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (España), Rafael Doctor, dará una conferencia y a su vez que presentará al MUSAC en Lima. Aquí reproduzco una entrevista que le hace Gonzalo Galarza Cerf para El Comercio el día de hoy.

Rafael Doctor es la cabeza del Musac, el primer museo de España centrado en el arte contemporáneo... o del presente, como prefiere decir él. La obra más antigua de su colección es de 1992.

¿Usted dirige un museo con espíritu de centro de arte?
Es un museo en el sentido de que está creando una colección, pero funciona como centro de arte. No tiene colección permanente en exhibición, está en proceso. Estamos construyendo un museo del presente, viendo sus problemáticas y siendo parte de ellas por medio de las actividades que programamos. Es un híbrido muy extraño.

¿Tienen un gran riesgo porque aún no se sabe sobre el impacto de esas obras en la sociedad y su trascendencia?
Cuando trabajas en el presente tienes que asumir que hay un riesgo y a partir de eso tienes que moverte, no puedes crear algo fijo ni algo que ya está evaluado por el tiempo. Queremos ser personas de nuestro tiempo y trabajar con todo lo que ocurre.

Y, sin embargo, han tenido éxito y el número de visitas registradas el 2007 es el mismo que el número de habitantes de la ciudad de León: 150.000.
Sí, hemos logrado que le interese a un público muy amplio que ve propuestas que no reconoce, porque no es que vayan a ver un cuadro de Dalí o de Picasso, sino el de un artista muy contemporáneo. Lo hemos conseguido gracias a un trabajo didáctico muy amplio, explicamos todo absolutamente. Además, hay una apuesta social y gratuita de dejar el museo abierto, lo que facilita el acercamiento.

Este fenómeno cultural de León es similar al de Bilbao, una ciudad con un aspecto degradante pero que, con el Museo Guggenheim, un artefacto arquitectónico, logró cambiar todo
La diferencia es que el proyecto de Bilbao es mucho más ambicioso, con mayor presupuesto. Ojo, nos han dado el premio arquitectónico que no ha conseguido Bilbao: el Mies van der Rohe al mejor edificio de Europa del 2007. Tiene que ver con una política en España de que el arte contemporáneo y los grandes museos den una nueva cara a la ciudad y generen un nuevo movimiento. En nuestro caso ha funcionado.

A raíz de todo el fenómeno causado por Damien Hirst con su venta por subasta, Mario Vargas Llosa escribió: "El arte moderno es un gran carnaval en el que todo anda revuelto, el talento y la pillería, lo genuino y lo falso".
Lo fuerte es que en el arte contemporáneo cualquiera opina. A mí no se me ocurriría decir esto de la literatura. No digo que no tenga razón, pero me molesta que todo el mundo pueda opinar y hable negativamente del arte cuando no se lo entiende. Vargas Llosa, que posiblemente es uno de los escritores más importantes del último siglo, también es una de las personas que a veces opina sin saber. Aunque tengan razón, su postura es la arrogancia y esta no es inteligente. Los que trabajamos en el arte no damos esas máximas. Que yo sepa, Vargas Llosa es una persona absolutamente desentendida del arte, sé que su hija es fotógrafa, pero no es Octavio Paz ni tiene un real interés por el arte contemporáneo.

Usted también ha incursionado en la literatura
Esencialmente, me dedico a escribir. Solo he publicado dos novelas, tengo varias por publicar y me dedico últimamente más a esto que a otra cosa. Quiero dejar el arte, mi actividad profesional, ese es un sueño. Tengo un agotamiento en mi cabeza, pues llevo seis años en esto. Estoy en un proceso breve de abandonar la dirección del museo. Después de la gestión, la escritura me calma el alma, es una necesidad. La fotografía también, pero es un mundo en el que no puedo entrar, no puedo ser juez y parte.

¿Y tiene conocimiento sobre el LIMAC y la serie de frustraciones que tuvo para abrirlo?
Una de las mejores obras de nuestro museo es el LIMAC de Sandra Gamarra: es toda la parafernalia del museo ficticio y todos los cuadritos y obras que supuestamente pertenecen a ese museo. Y antes de comprar esa obra, publiqué toda esa bestialidad en una colección increíble, una joya editorial de Sandra Gamarra.

¿Qué otros artistas peruanos están en el Musac?
El arte peruano está muy bien situado en la colección gracias a cuatro artistas con obras muy fuertes. Están Sandra Gamarra, Fernando Bryce, Gilda Mantilla y Raymond Chaves. Los cuatro son un grupo increíble y muy compacto para vender el arte de origen peruano.